¿Las cremas faciales realmente funcionan? – Lindeza Spa

¿Las cremas faciales realmente funcionan?

Con frecuencia he escuchado a muchas personas quejarse porque a su parecer no hay crema que les sirva y  aparte de provocarles un brillo excesivo en la cara, no les da ningún beneficio. Por ello hoy quiero explicarte las causas por las cuales las cremas faciales en ocasiones no te dan los resultados deseados:

Tu piel necesita una limpieza profunda: Cuando la piel está sucia, los poros taponados no permiten que los principios activos de las cremas sean absorbidos hacia las capas profundas de la piel y por lo tanto se quedan sobre la capa superficial. Los poros se taponan con el polvo del medio ambiente, grasa de la piel, residuos del maquillaje, así como también de células muertas que se van acumulando sobre la piel.

Por ello lo recomendable es realizarse una limpieza profunda profesional por lo menos una vez al mes. De esta manera, la piel quedará permeable y absorberá todos los principios activos de las cremas.

No estás usando la crema adecuada para tu piel: Este punto es muy importante ya que por ejemplo en una piel mixta o grasa ciertas cremas muy pesadas o aceites pueden producirles brotes de acné. Por esta razón así como no es bueno automedicarse cuando enfermamos, en el caso del cuidado del rostro tampoco es bueno usar cualquier crema que nos recomienden por ahí. La cosmetóloga profesional es la persona idónea que sabrá qué recomendarte de acuerdo a la observación minuciosa del estado y calidad de tu piel. Hoy en día existen muchas marcas comerciales en el mercado, sin embargo no todas son confiables ya que contienen gran cantidad de químicos que causan reacciones alérgicas tales como dermatitis, prurito, irritación, acné entre otras afecciones.

No es suficiente el uso de cremas: Para tener una piel saludable no basta con sólo usar cremas. Es importante el complemento de una alimentación equilibrada, sumplementos vitamínicos (en caso de requerirlos) y por supuesto la realización de tratamientos faciales periódicos que activen y mejoren las funciones celulares con el fin de revertir los daños de la piel. Estos tratamientos pueden ir desde una limpieza profunda como terapias más especializadas para combatir manchas, flacidez facial, arrugas, etc.

Para concluir, una piel bonita es el resultado de un cuidado integral tanto en domicilio con una buena rutina de higiene y humectación, acompañado de una sana y variada alimentación, así como también de terapias faciales realizadas por profesionales cosmetólogas.

Te espero en Lindeza Spa.

¡Un abrazo!,

Sussy Chong

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *